Templo del Masaje ofrece remedio a sus dolencias postparto

Dar a luz causa muchos cambios en el organismo, tanto en el peso y volumen, lo que afecta al equilibrio, y este, a las articulaciones, como en la posición de ciertos órganos o en la producción hormonal. Ante esto, es normal sufrir molestias físicas y emocionales, aunque no lo es tanto buscar ayuda para afrontarlas. Ante estas molestias, entre las clientas que acuden a los centros de Templo del Masaje para encontrar una solución, los tratamientos más habituales son la acupuntura y los masajes de osteopatía.

«Aún en pleno siglo XXI, el sentirse mal tras un embarazo provoca cierto sentimiento de vergüenza entre las mujeres; y es que es evidente la presión externa para alcanzar ese modelo ideal –e irreal– de mujer, que prácticamente nos obliga a ser unas «supermamás» que deben sobreponerse a cualquier contrariedad», afirma Maribel Corpa, cofundadora de la cadena de centros de belleza, salud y bienestar Templo del Masaje.

Templo del Masaje

En opinión de la corresponsable de Templo del Masaje, esa presión provoca que muchas mujeres eviten acudir a profesionales en busca de consejo, y opten por el anonimato de los medios de Internet, como los foros y las redes sociales, donde el exceso de información puede convertirse en un arma de doble filo.

«Pero si nos fijamos en todos los cambios que sufre el organismo, ese malestar parece lógico: la variación de peso y volumen desplaza el punto de equilibrio del cuerpo, lo que afecta a espalda, hombros, cadera… Por otro lado, las estructuras internas también se hayan alteradas respecto de su ubicación habitual; cuando el bebé nace, todos los órganos se quedan desplazados y bajan poco a poco, por lo que el organismo sufre tensión; y qué decir del desorden hormonal que tanto afecta al estado anímico», continúa Maribel Corpa.

Ante estas molestias, entre las clientas que acuden a los centros de Templo del Masaje para encontrar una solución, los tratamientos más habituales son la acupuntura y los masajes de osteopatía. Según explica Maribel Corpa, «con la primera podemos hacer frente a varios problemas y recuperar el equilibrio, haciendo que el cuerpo vuelva a su estado anterior al embarazo; y, en el plano espiritual, superar la sensación de agotamiento y falta de energía».

«Los masajes de osteopatía visceral nos sirven para recolocar los órganos más afectados en su sitio, aliviando la tensión de las fascias; hay mujeres que no recuperan la tripa que tenían, pero no porque el bebé se la dejara así, sino porque no se cuidaron en el postparto. Pues con este método le devolvemos su aspecto anterior, incluso transcurrido un año del parto».

Tratamientos drenantes

Aún así, la recomendación de esta experta para lograr la mayor eficacia es la de realizar tratamientos drenantes y movilizaciones a partir del primer mes después de dar a luz.

Frente a la depresión postparto, un problema que padece el 10% de mujeres en su estadio completo, pero que afecta a cerca de la mitad de las madres en cierta medida, desde Templo del Masaje también ofrecen, como alternativa o complemento a la acupuntura, los masajes neurosedantes, «que se pueden potenciar con el empleo de aceites esenciales de cítricos», finaliza Maribel Corpa.

Templo del Masaje es una cadena de centros de probado éxito que aúna en un mismo formato la más amplia oferta de masajes (hasta 15 tipos diferentes, encuadrados en terapéuticos, de belleza y bienestar, y técnicas orientales), así como hasta 25 tratamientos de belleza bajo los más estrictos parámetros de higiene y empleando siempre productos de máxima calidad. En funcionamiento desde 2005, en la actualidad cuenta con seis centros (uno de ellos con circuito de hidroterapia).

Deja un comentario