La Piemontesa: los 20 restaurantes italianos del exdueño de La Tagliatella

Según cuenta en un reportaje ElPeriódico, un total de 500 pesetas en su bolsillo era todo lo que Juan Manuel Chacón llevaba encima el día que llegó a Barcelona, en tren, desde el pueblo en el que nació, en 1947: Morón de la Frontera. «Barcelona era como La Meca. Todo el mundo contaba que aquí se ganaba dinero. Esta era la ciudad soñada», rememora Chacón.
En Lleida abrió el Trastevere, el primer restaurante de la que sería más tarde la cadena de establecimientos de cocina italiana La Tagliatella.
Según ElPeriódico, tenía 16 años cuando llegó a la Ciudad Condal. Se espabiló como pudo. «Y alguna noche me tocó dormir a la intemperie», admite. Sus conocimientos de maquinaria electrónica le llevaron a montar una tienda de material de imagen y sonido, en Lloret de Mar, con laboratorio fotográfico. «Me encargaba de la maquinaria», asegura. La amistad con un pizzero lo llevó a montar una pizzería en Blanes. Corría el año 1980.

Gran éxito

Pero Chacón se cansó de trabajar fuerte solo durante el verano, y abandonó la costa. Fue a Lleida porque en la capital del Segrià tenía una hermana, y allí fue donde abrió el Trastevere, el primer restaurante de la que sería más tarde la cadena de establecimientos de cocina italiana La Tagliatella.
Tras abrir el Trastevere, Chacón pensó en la idea de montar un almacén de compra y una cocina para centralizarlo todo: producto y elaboración de preparados, como la pasta, para luego distribuirla a los diferentes restaurantes que imaginó que podría ir abriendo, propios y con contrato de franquicia. «Abrimos en Tarragona, Zaragoza y Viella y, en el año 93 o 94 monté el primer obrador central, en Lleida, donde hacíamos la pasta, salsas y helados. El primer año se montaron 15 restaurantes en España, y en menos de tres años ya había unos cuarenta», dice.
La cadena siguió sumando franquicias y locales propios hasta contar 52 restaurantes, 9 de ellos propios. Y, en el 2006, recuerda que una empresa de capital riesgo le hizo una oferta. «Me ofrecieron 70 millones de euros en una primera fase. Luego me ofrecieron 7,5 millones más», declara Chacón, que ahora es propietario de La Piemontesa, otra cadena de restaurantes también especializados en cocina italiana.

La Piamontesa

Transcurrido el tiempo pactado con los nuevos dueños de la Tagliatella, La Piemontesa empezó su despliegue de locales, y en la actualidad suma ya 20 restaurantes abiertos (5 propios y 15 franquiciados), en Andalucía, Aragón, Catalunya, Madrid, Navarra y Valencia, y tiene 12 aperturas más previstas.
Toda la red de restaurantes se abastece desde una fábrica-obrador, en el que trabaja una cuarentena de empleados. Está situado en un polígono de Lleida y hasta ahora era de 7.000 metros cuadrados, pero este año se ha ampliado hasta los 10.000. En esta operación, Chacón ha invertido casi 9 millones de euros. La cadena factura en la actualidad casi 18 millones.
La cadena La Piemontesa forma parte del grupo empresarial 1800, del que Juan Manuel Chacón es el único accionista. El grupo, que el pasado año superó los 21 millones de facturación, ocupa a unas 470 personas: unas 400 en los restaurantes; 32 en otra empresa que gestiona dos hoteles en Andalucía, y el resto en administración.

Deja un comentario