BM Supermercados llega a Madrid con 16 tiendas de la quebrada Gigante

Uvesco, el grupo vasco propietario de BM Supermercados y Super Amara, adquiere 16 tiendas de la cadena Gigante en Madrid por 10,5 millones de euros, en las que invertirá 6 millones más para reconvertirlas al modelo BM Supermercados. Arrancará su expansión en la sierra de los alrededores de la capital, según informa El Confidencial. En el norte de España, las enseñas de Uvesco se sitúan entre las cinco primeras cadenas con mayor aceptación entre los consumidores. No en vano, su cuota de mercado se acerca al 17% en País Vasco, lo que coloca al grupo en segundo lugar.

Según informa El Confidencial, Uvesco quiere extender su hegemonía a la capital, pues acaba de dar el salto a Madrid con la compra de 16 tiendas a la cadena Gigante, en concurso de acreedores desde 2015. La operación se cerró definitivamente el pasado viernes y está valorada en 10,5 millones de euros, a los que hay que sumar otros seis millones de inversión para reconvertir los establecimientos al modelo BM.

Las enseñas de Uvesco se disputan el liderazgo con Eroski en el norte de España, donde se cuelan en el ‘top 5’ de cadenas con mayor tirón entre los consumidores. Su cuota de mercado se acerca al 17% en País Vasco, lo que coloca al grupo en segundo lugar. Así lo estiman fuentes del sector, si bien la consultora Kantar Worldpanel lo relega a una tercera posición (por detrás de Eroski y Carrefour). Mercadona se adentró en el feudo de ambos grupos en 2013, por aún le queda camino por recorrer para alcanzarlos.

Asume la plantilla

La firma irundarra controlada por la familia Fernández de Barrena arrancará su expansión en la sierra madrileña (y Ávila) para extenderse más adelante al centro de Madrid, y asumirá como propia la plantilla de 312 empleados de Gigante. A ellos se sumarán otros 100 fruteros, charcuteros, pescaderos, cajeros y encargados que “ayudarán al equipo en este proceso de adaptación”.

BM apuesta por los productos frescos, las marcas de fabricante y la “excelencia” en el trato al cliente. Su modelo de negocio se basa en los súper de proximidad situados en zonas urbanas, con salas de venta de entre 500 y 1.500 m² y con acuerdos directos con más de 100 proveedores para “generar valor y riqueza en los territorios donde se encuentra”. Estos son Guipúzcoa, Vizcaya, Álava, Navarra, Cantabria y La Rioja.

Los planes de BM pasan por abrir 50 nuevos supermercados entre 2018 y 2028, así como crear unos 1.000 empleos directos. La cadena facturó 652 millones de euros en 2016, un 4% más respecto al año anterior, y realizó inversiones por un importe superior a los 54 millones. La plantilla asciende a 3.950 personas a las que se sumarán otras 312 de la quebrada Gigante.

Deja un comentario