Según Piccolo Andrea, la innovación es la nueva clave para el futuro del sector ‘horeca’

Los protagonistas del sector ‘horeca’ en España, como los responsables de la cadena Piccolo Andrea, contemplan estos días las novedades presentadas en el congreso organizado por AECOC. Durante su celebración ha quedado patente la importancia de la innovación para el desarrollo de nuevos negocios y el crecimiento de los actuales, una importancia que es cada vez mayor.
Tras los vaivenes sufridos durante la última década, y a la vista del esperanzador crecimiento experimentado en el pasado ejercicio, el canal de la hostelería y la restauración se plantea soluciones para afrontar los nuevos retos, y las sensaciones apuntan a que los negocios deberán estar cada vez más atentos a las nuevas ideas que se generen en su entorno.

«Desde la fabricación de productos hasta la relación con el cliente, pasando por el equipamiento o la cadena de suministro, estar al día con los últimos avances de la industria es, sin duda, un elemento diferenciador clave para el éxito de cualquier negocio», explica Emilio Rodríguez Jerez, director de Retail and Food Franchising (RFF), matriz de las marcas de restauración Piccolo Andrea y Andrea e i suoi Amici.

En opinión de este empresario, el tener presente que un negocio debe arrancar desde el primer momento con la vista puesta en progresar, y adaptarse «es fundamental. Incluso para aquellos dedicados a la restauración, que quizás se trate de uno de los sectores con mayor número de negocios tradicionales. Hasta en estos casos, la innovación ha llegado en forma de proveedores, logística o presencia en Internet».

Apostar por la colaboración

Para Emilio Rodríguez, emprendedores e inversores conseguirán ventajas si apuestan por un sistema de colaboración como la franquicia al poner en marcha su negocio de restauración. «Porque el desempeño de una central franquiciadora no es servir cafés. El día a día del negocio ya ha sido probado y estandarizado con anterioridad a su expansión, por lo que su dedicación es asegurar la rentabilidad de toda la cadena».

Emilio Rodríguez Jerez, director de Piccolo Andrea

«Pero ojo, porque no todos los conceptos son los adecuados para según qué perfiles, y muchos no lo son, a secas. La transparencia e historial de las marcas, por un lado, y una labor de investigación del propio interesado, por el otro, son imprescindibles para tener ciertas garantías de éxito», finaliza Emilio Rodríguez.

Más información

Piccolo Andrea ofrece su modelo de negocio a emprendedores que quieran unirse a su red de franquicias. Los requisitos económicos suponen una inversión aproximada en torno a los 100.000 euros para el formato ‘corner’, y de alrededor de 350.000 euros para el formato Andrea e i suoi Amici (restaurante tradicional). La marca planea alcanzar 80 establecimientos en toda la geografía nacional para el año 2020.

Deja un comentario