Goiko Grill inicia su expansión fuera de Madrid, abriendo en Valencia

Tal y como publica el diario ElEconomista, Goiko Grill comienza su expansión nacional con la apertura de su primera unidad operativa en Valencia. La popular hamburguesería madrileña inaugura este restaurante de 180 metros cuadrados, ubicado en la céntrica calle Martínez Cubells 4, con la idea de asentarse en la capital del Turia, donde planea hasta dos restaurantes más, para después proseguir con su expansión nacional.

Con esta apertura, los padres de la «Kevin Bacon» alcanzan ya la docena de restaurantes en España. Cuentan con 10 Goiko Grill y un Goikito en Madrid, a lo que se suma ahora el primer local en Valencia. Además, acaban de abrir una cocina ciega en la madrileña calle Viriato, destinada exclusivamente al servicio de comida a domicilio.

Hamburguesa propia

Como sucede en el resto de sus locales de Madrid, el Goiko Grill de Valencia también cuenta con una hamburguesa propia, sólo disponible en dicho restaurante y que ha sido creada por su staff. En concreto, estrenarán La Senyoreta que además de carne trae alioli de ñoras, queso Roncal, hashbrown de batata y bacon, salteado de champiñones portobello y cebolla y pimientos fritos.

La estrategia de expansión de Goiko Grill pasa por no franquiciar, para cumplir la promesa de «seguir apostando por un producto fresco y de calidad. Si le rebajamos 10 céntimos al proveedor, él nos dará 10 céntimos menos de calidad. Es algo que no nos podemos permitir. Somos tan buenos como la última hamburguesa que sale de la parrilla», explica Goicoechea.

Sin franquicias

«Recibimos alrededor de 80 propuestas al mes de negocio para ser franquicias, y aunque suene tentador, las descartamos sistemáticamente. Somos una familia que compartimos unos valores, una ilusión y un sueño. Es muy difícil franquiciar la familia, tenemos nuestros métodos, nuestra particular forma de hacer cosas, y es hacerlas bien. Para llegar a este punto, hemos contado con nuestros más allegados y así nos queremos mantener», comenta Andoni Goicoechea.

Deja un comentario