La cadena El Señor Miyagi confía en la franquicia para duplicar su red

La cadena El Señor Miyagi, especializada en la venta de artículos inspirados en iconos de la cultura popular, del cine, la televisión o el cómic como camisetas, mochilas, tazas, o artículos de papelería, ha decidido subirse al tren de la franquicia para crecer en España.

De hecho, su objetivo es sumar ocho establecimientos franquiciados a su actual red de tiendas, compuesta por ocho puntos de venta ubicados en Castellón de la Plana –donde la firma nació en 2008–, Málaga, Sevilla, Granada, Zaragoza y Madrid.

Según publica la revista gratuita elEconomista Franquicias, estos son destinos a los que gracias a la franquicia la enseña pretende sumar otros nuevos. «El plan de expansión que tenemos previsto plantea abrir tiendas bajo el régimen de franquicias en las ciudades en las que aún no tenemos presencia, dada la exclusividad de zona que aplicamos a todas nuestras tiendas.

Ciudades interesantes

Algunas ciudades de interés para nosotros son por ejemplo Barcelona, Lérida, Gerona, Bilbao, San Sebastián, Santander, Santiago de Compostela, La Coruña, Alicante, Murcia, Mallorca o Ibiza», explica a elEconomista Franquicias Paco Sales, Ceo y cofundador de El Señor Miyagi. «En general, cualquier zona comercial en ciudades de más de 70.000 habitantes podríamos considerarla viable», puntualiza.

Para ejecutar esa expansión, la enseña exigirá a sus futuros franquiciados instalarse en locales a pie de calle ubicados en zonas comerciales de entre 30 y 60 metros cuadrados. Para ese tipo de locales, la firma pide una inversión inicial de 7.900 euros más IVA que, según Sales, incluye la mercancía inicial en depósito. «Eso es todo, no hay canon de entrada ni de publicidad, ni otros royalties, ni gastos ocultos».

Un autoempleo

A la hora de describir el tipo de franquiciado que El Señor Miyagi busca para su expansión, Sales sostiene que «el principal perfil que buscamos es el de emprendedores en busca de un autoempleo». Eso sí, también matiza que la firma no descarta perfiles más inversores para tiendas ubicadas en zonas comerciales más premium.

Dirigidos a un público de entre 15 y 50 años «con inquietudes cultural y cinéfila, y sobre todo, con sentido del humor», El Señor Miyagi no se plantea por el momento llevar su concepto de negocio fuera de nuestras fronteras. «De momento nos centramos en el mercado nacional, donde creemos que nos queda mucho recorrido aún, aunque si llegan propuestas de fuera, las estudiaríamos, por supuesto», concluye.

Deja un comentario