La franquicia Pompitas adapta su actividad en verano

Las ludotecas Pompitas dan respuesta a los padres sin tiempo para dedicarles a sus hijos durante el estío. Es en la época en que las escuelas están cerradas cuando estos centros de ocio y desarrollo infantil son más útiles para los padres trabajadores, ofreciendo una alternativa para que sus hijos aprendan y se diviertan, gracias a sus programas de campamentos urbanos de verano.


Alternativa a las escuelas infantiles durante el curso escolar, a lo largo del periodo veraniego las ludotecas Pompitas organizan campamentos urbanos para entretener a los niños y niñas de entre 1 y 10 años. «Se trata de ofrecer a los peques un calendario de actividades variadas, adaptadas a los meses de verano, como visitas a centros educativos, excusiones, salidas a la piscina… eso sí, limitamos el número de plazas respecto al resto del año para que el entorno sea más cómodo.

Grupos por edades

También coordinamos los grupos en distintas edades, con programas específicos. Este año ya se han apuntado casi medio centenar de niños», explica David García, fundador de la enseña.

Si además tenemos en cuenta la celebración de cumpleaños, los talleres y eventos que se realizan en fines de semana y días sin colegio, y el servicio de animación infantil a domicilio, el modelo de esta franquicia está pensado para mantener la actividad durante todo el año.

No hay estacionalidad

«Los emprendedores que apuesten por Pompitas no tendrán problemas con la estacionalidad que padecen otros sectores, como el clásico ejemplo de las heladerías. Estamos preparados para adaptarnos a las cambiantes necesidades de los padres en cada temporada y el verano no es una excepción. Precisamente es en la época en que las escuelas cierran cuando somos aún más útiles, ofreciendo una alternativa para que nuestros hijos aprendan y se diviertan estando cuidados en todo momento, incluso con servicio de comedor si lo necesitan», finaliza David García.

Más información
Su máximo responsable, José David García, habla de «la franquicia de ocio infantil más barata y asequible del mercado español». Así, el paquete “llave en mano”, una vez llevadas a cabo ciertas reformas (suelo, pintura, aire acondicionado, etcétera), es de 30.000 euros, que incluye 22.000 euros en mobiliario desglosado por zonas (rincón de ludoteca, área de juego deportivo, área de disfraces, zona para madres y padres…), y 8.000 euros correspondientes al canon de entrada: manuales operativos del Franquiciado, apoyo técnico, cesión de marca…

Deja un comentario