Híper y supermercados crecen por encima del 2%

Al sector de la distribución le van bien las cosas, según un reportaje del periódico económico ‘CincoDías’. Tanto es así que desde la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), que agrupa a las cadenas más importantes que operan en España, confirman que llevan (sic) «19 meses creciendo por encima del 2%». Y es que el optimismo y las mejores perspectivas económicas se han trasladado a la actividad del comercio, «que el año pasado avanzó un 3,6%», ha declarado Javier Millán-Astray, director general de Anged.

A pesar de ello, el sector aún tiene por delante grandes reformas estructurales. «Hemos sufrido importantes cambios demográficos, económicos y tecnológicos que han afectado profundamente a los hábitos de consumo. El comercio está obligado a emprender una gran transformación hacia la era digital», considera Millán-Astray.

Una realidad futura que sólo podrá ocurrir siempre y cuando las Administraciones pongan de su parte. «En plena era digital, con un consumidor capaz de comprar por el móvil las 24 horas del día, no parece lógico que muchos alcaldes sigan preocupados por cómo bajar las persianas del comercio de su ciudad en domingo o por cómo frenar la apertura de una nueva tienda», reivindica.

Porque lo cierto es que ya no se trata solo de la venta online. También se incluye atención al cliente, manejo de las redes sociales, uso de los big data o innovación en materia de logística. «Para ello, nuestras empresas han invertido más de 12.000 millones de euros en España desde 2008», destacan en Anged.

Los ‘super’, a la zaga

La organización que agrupa a las cadenas de supermercados, Asedas (Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados), confirma esta recuperación del comercio, señala ‘CincoDías’, y celebra que el sector cuente en España «con una gran cadena agroalimentaria que representa el 8,4% del PIB y sea la segunda actividad económica tras el turismo», según Ignacio García, director general de la asociación.

Asedas solicita «colaboración por parte de todos, a fin de asegurar su estabilidad». Además, Ignacio García ve como prioritario la disminución de impuestos –especialmente a las rentas más bajas– o, al menos, no subirlos, en particular el IVA. Y añade otra medida primordial: “La lucha contra el fraude”.

Y es que las empresas de distribución españolas, ya sean supermercados o grandes superficies, han sido –y son en la actualidad– los grandes creadores de puestos de trabajo. De hecho, solo en las compañías asociadas a Asedas trabajan cerca de 260.000 personas. Mientras, las grandes cadenas emplean a más de 220.000 trabajadores, “l 80% de ellos desde hace más de cuatro años.

No hay que olvidar que los supermercados han sido fuente de trabajo estable durante los años de crisis y el refugio de miles de trabajadores llegados desde el paro.

Deja un comentario