El crecimiento llega al sector textil español

textil-gacetaemprendedor

En lo que va de año se llevan vendidas en España 30 millones de prendas; un 0,8% más que en 2014. El sector textil vuelve a crecer en 2015 tras registrar varios años de caídas, según confirma el último análisis sectorial de la consultoría Kantar Worldpanel, líder en investigación de mercados basada en paneles de consumo. Así, entre enero y junio las compras de vestir, calzado, complementos y textil para el hogar aumentaron un 0,7% en volumen respecto al mismo periodo de 2014, y la facturación del sector creció un 1,1% en valor. Los establecimientos más beneficiados por esta nueva forma de comprar son las cadenas de moda, que se han convertido en el canal de compra más elegido por el consumidor.

Uno de los principales catalizadores de este crecimiento es la recuperación de compradores, que había sido el efecto más negativo de la crisis – en 2012 , uno de los peores años para el sector, hubo un 14% de españoles mayores de 15 años que no compró ninguna prenda en todo el año-. Tras empezar a mostrar signos de recuperación ya durante 2014, en los seis primeros meses de 2015, 30 millones de españoles han comprado algún producto textil, 240 mil más que hace un año.

En opinión de Rosa Pilar López, directiva de Kantar Worldpanel, “la recuperación empezó fuera de casa, ya que “salir” lleva implícito “comprar”; más aun en un sector en el que la compra es, muchas veces, no planificada y de carácter lúdico. Pero el consumidor no volverá a comprar moda como antes”. De hecho, un 52,3% de los españoles declara que “la compra de ropa no es prioritaria” (ante un 50,2% que opinaban así en 2013) y un 70,5% reutiliza prendas de otras temporadas (68,2% en 2013). El precio también continúa siendo un elemento clave: es lo más importante para 4 de cada 10 compradores de moda, y 7 de cada 10 comparan precios entre tiendas.

Los establecimientos más beneficiados por esta nueva forma de comprar son las cadenas de moda, que se han convertido en el canal de compra más elegido por el consumidor. En el primer semestre estas tiendas ya concentran el 38,1% del gasto en textil, ante el 36,8% de hace un año.

Entre ellas, las más dinámicas son las cadenas “low cost”. Estas tiendas de “bajo precio” combinan nuevas aperturas, precios bajos y oferta variada para atraer nuevos clientes. Así, han incrementado su facturación un 44% en los últimos 4 años y también están mejorando su imagen percibida: un 33% de sus compradores (vs 29% en 2013) considera que “disponen de amplias colecciones”, y un 28% (22% en 2013) opina que “tienen prendas para diferentes ocasiones”.

Las cadenas de moda también están impulsando el comercio electrónico, que sigue haciéndose un hueco en el sector y ya supone un 2,8% de las ventas (2,5% en el mismo periodo de 2014). Rosa Pilar López añade: «los e-retailers han transformado la compra online y han contribuido al auge del webrooming, ya que cada vez son más las personas que afirman utilizar las webs de sus tiendas favoritas para informarse, pero la compra la realizan en la tienda física».

Rosa Pilar López concluye: “el sector se está recuperando, pero no será como antes porque el consumidor ha cambiado. Las perspectivas para los próximos meses apuntan a que la mujer seguirá siendo quien tire del sector, y el segmento infantil seguirá debatiéndose entre la bajada de la natalidad y las necesarias compras de reposición. La evolución de la distribución moderna seguirá marcada por las cadenas low cost, pero también habrá espacio para que el resto de cadenas especializadas puedan diferenciarse y aportar valor al consumidor que ‘tiene ganas’ de comprar».

Deja un comentario