Acadomia: un negocio con matrícula de honor

Acadomia

Hoy en día, la enseñanza en nuestro país es un tema de plena actualidad: crisis en la educación, reducción de los presupuestos, fracaso escolar… Ahora más que nunca, muchas familias buscan la ayuda de profesores particulares.
La franquicia Acadomia lleva más de 20 años ofreciendo un método profesionalizado de enseñanza a domicilio: bueno para las familias y para los emprendedores que apuestan por su marca.

AcadomiaAcadomia (www.acadomia.es) es una cadena de franquicias de educación a domicilio, de tal forma que cada uno de las unidades operativas con las que cuenta en la actualidad ofrece servicios de enseñanza a estudiantes y de formación a empresas. Se trata de un concepto de negocio que nace en Francia en 1989, donde actualmente la enseña cuenta con 75 establecimientos, con el objetivo de dotar de un respaldo profesional a la actividad de las “clases particulares”. La marca inició su expansión en nuestro país en el año 2004, y ya cuenta con una red de más de 12.000 profesores, que han ayudado a cerca de 30.000 alumnos.

El planteamiento del negocio es contar con una base de datos de profesores que cubra la mayor variedad de materias posibles y respaldar el método de enseñanza con un departamento pedagógico, encargado de realizar un seguimiento de la evolución de los alumnos. Estos reciben clases particulares a domicilio especialmente diseñadas para suplir sus carencias, necesidades e inquietudes, que comprenden desde materias escolares hasta asignaturas universitarias, cursos formativos para profesionales y empresas o talleres lúdicos de música, informática e idiomas.

Una de las claves del concepto de la franquicia Acadomia es su cliente objetivo; de media, uno de cada cinco alumnos de Primaria y uno de cada cuatro de Secundaria recibe clases particulares en España, además, uno de cada cuatro estudiantes suspende cada año, con un 33% de fracaso escolar. La actual situación de crisis económica no ayuda, las clases están cada vez más masificadas y la inversión en el sistema educativo es menor.

El modelo de negocio de la enseña se ha adaptado como una opción muy asequible para el autoempleo dada la baja inversión necesaria (9.900 euros). De hecho, durante el primer año de actividad no se requiere disponer de un local, sino que puede dedicarse a la búsqueda de profesores y clientes, sin tener que asumir un gasto, el del alquiler, hasta que no sea necesario. Las estimaciones de la central determinan el retorno de la inversión el primer año de actividad, contando con menos de 100 alumnos.

FICHA
Inversión inicial: 9.900 euros.
Dimensiones local: 30 m² (no es necesario durante los 18 primeros meses).
Duración del contrato: 5 años.
Canon de entrada: No hay
Royalty de explotación: 0%.
Royalty de publicidad: 0%.
Población mínima: 25.000 habitantes.
Retorno de inversión: 1 año.

Deja un comentario